CAPITULO III. EL ABANDONO DEL PROCEDIMIENTO 1. GENERALIDADES El abandono del procedimiento se encuentra tratado en el Título XVI del Libro I del Código de Procedimiento Civil, relativo a las “Disposiciones comunes a todo procedimiento”. Este incidente especial se relaciona al impulso procesal y “tiene por fundamentos la certeza jurídica y la tranquilidad social, pues ‘tiende a corregir la situación anómala que crea entre los litigantes la subsistencia de un juicio largo tiempo paralizado’”. Note19. Para algunos, esta institución constituye una sanción de carácter procesal al demandante, y así lo ha entendido la jurisprudencia en algún momento al señalar que “la institución del abandono del procedimiento es una sanción de carácter procesal cuando todas las partes que figuran en un juicio han cesado en su prosecución durante seis meses, contados desde la fecha de la última resolución recaída en alguna gestión útil para dar curso progresivo a los autos”. Note20. Mientras que para otros es una forma anormal de terminar el juicio, ya que el juicio no termina por sentencia definitiva, sino que por una sentencia interlocutoria, “que dados ciertos supuestos normativos cuya ocurrencia fáctica en el proceso fue discutida y probada bilateralmente, debe de imponerse por el tribunal la sanción legal”. Note21. 2. CONCEPTO Teniendo presente que el abandono del procedimiento puede ser entendido bajo distintos prismas, en el aspecto doctrinario “se entiende por abandono del procedimiento aquella sanción que la ley impone al demandante negligente como consecuencia de la inactividad de todas las partes que figuran en el juicio por el término y en las condiciones que señala la ley, y cuya alegación es conocida y resuelta incidentalmente por el tribunal que conoce actualmente el litigio”. Note22. En tanto, en la jurisprudencia el concepto del abandono del procedimiento “constituye una sanción de carácter procesal al demandante, que encontrándose en la obligación del impulso procesal a fin de que el juicio prosiga, hasta su conclusión, no realiza gestiones en el sentido indicado. El reproche que se imputa al actor es en consecuencia no realizar gestiones útiles para dar curso progresivo a los autos, por lo tanto deben existir en el proceso actuaciones pendientes que hagan necesaria la intervención de parte. Note23. 3. REQUISITOS Para que tenga lugar el incidente de abandono del procedimiento suelen señalarse diversos requisitos, entre ellos: Inactividad de las partes Se refiere a esta inactividad el artículo 152 del Código de Procedimiento Civil al señalar que “El procedimiento se entiende abandonado cuando todas las partes que figuran en el juicio han cesado en su prosecución”. Entendiendo por partes “a aquellas personas que ventilan ante un tribunal una contienda jurídica actual sobre sus derechos” Note24. , o según lo señala la jurisprudencia “por partes debe entenderse para estos efectos los sujetos activos y pasivos del proceso quienes tienen la responsabilidad de instar para que la controversia se resuelva mediante la dictación de la sentencia definitiva, lo cual excluye a quienes por tener interés actual en sus resultados intervienen como terceros en uso de la facultad que otorga el artículo 23 del Código de Procedimiento Civil”. Note25. De ésta forma, debe entenderse a las partes directas, tales como demandado y demandante. Sin embargo, Jorge Correa Selamé estima que la norma del artículo 152 comprende a las partes indirectas o terceros, que intervienen voluntariamente en el juicio una vez iniciado éste. Ahora bien, por juicio debe señalarse que éste existe como tal desde que la demanda ha sido legalmente notificada, pues desde ese momento se entiende trabada la litis. En tanto que la expresión “cesar en su prosecución” que utiliza el artículo 152 del Código de Procedimiento Civil, “ no significa otra cosa que a las partes corresponde la carga procesal de substanciación y que ellas deben siempre promover la continuación del juicio, aunque no lo haga el juez, no obstante sus facultades para actuar de oficio.” Note26. Transcurso del tiempo La inactividad de las partes debe producirse “durante seis meses, desde la fecha de la última resolución recaída en alguna gestión útil para dar curso progresivo a los autos”, según el artículo 152 del Código de Procedimiento Civil. Se trata de un plazo de meses, por lo tanto no se suspende durante los días hábiles, ni durante el feriado judicial Note27. , siendo un “plazo fatal y consecuentemente se le aplican los artículos 64 del Código de Procedimiento Civil y 49 del Código Civil”. Note28. Petición de la parte demandada Se colige del artículo 153 del Código de Procedimiento Civil, cuyo texto establece en su inciso primero que “El abandono podrá hacerse valer sólo por el demandado, durante todo el juicio y hasta que se haya dictado sentencia ejecutoriada en la causa”. Resulta del todo “lógico que sólo el demandado sea el titular de la acción de abandono, pues en nuestro Procedimiento Civil esta figura tiene el carácter de sanción para el demandante negligente, sanción que no opera de oficio y en consecuencia la ley sólo establece el derecho a alegarlo en beneficio de aquel que tiene el rol de sujeto pasivo de la demanda”. Note29. Sentencia que lo declare Al aplicársele el procedimiento de los incidentes, la resolución que adopte el tribunal, acogiendo la petición, deberá ser pronunciada a través de una resolución judicial que tendrá el carácter de una sentencia interlocutoria, según lo dispuesto en el artículo 158 del Código de Procedimiento Civil, pues “falla un incidente del juicio, estableciendo derechos permanentes a favor de las partes” Note30. . Para el caso de rechazarse éste incidente, la jurisprudencia ha señalado que tal resolución sería un auto. Note31. 4. TRAMITACION Según lo dispone el articulo 154 del Código de Procedimiento Civil el abandono del procedimiento se tramita como incidente, así “la alegación del abandono del procedimiento constituye un incidente al cual la ley procesal ha dado un tratamiento especial contenido en el Título XVI del Libro I del Código de Procedimiento Civil, indicando en el artículo 154 de ese cuerpo legal que ‘se tramitará como incidente’. Esta referencia supone la aplicación de las reglas generales para los incidentes y entre ellos el artículo 89 del Código de Procedimiento Civil ...” Note32. , es decir referente a la tramitación de los incidentes generales. Es un incidente de previo y especial pronunciamiento, según denominación que le ha dado la doctrina, que consiste en permitir que mientras ellos no se resuelven, suspenden el conocimiento del pleito. Note33. Su inicio es a petición del demandado, formulado por vía de acción o excepción y antes de realizar cualquier gestión en el juicio, e incluso debe formularse como petición principal y concreta en un mismo escrito, y no como parte de un otrosí. Note34. Deducido el incidente se proveerá traslado por el término de tres días fatales, aplicando las reglas generales, y así lo ha señalado la jurisprudencia: “el artículo 89 del Código de Procedimiento Civil que prescribe la obligación de conceder a la contraparte un plazo de tres días para responder la solicitud incidental, en concordancia con el principio formativo del procedimiento llamado bilateralidad de la audiencia.” Note35. . Este plazo se suspenderá durante los feriados, “salvo que el tribunal, por motivos justificados, haya dispuesto lo contrario”, según lo dispone el artículo 66 del Código de Procedimiento Civil. Vencido el plazo dispuesto por la ley o por el tribunal, haya o no contestado el demandante, se resolverá el incidente sin necesidad de prueba, o si ella es necesaria porque existen hechos substanciales controvertidos, se recibirá el incidente a prueba y se fijarán los puntos sobre los que deba recaer. El término probatorio, por regla general será de ocho días, y en él se debe rendir la prueba, se presentará la lista de testigos dentro de sus dos primeros días, y se deducirán las tachas si éstas fueren procedentes. Una vez vencido éste el tribunal fallará inmediatamente o a más tardar dentro de tercero día, según lo dispone el artículo 91 del Código de Procedimiento Civil. Aspectos generales El abandono del procedimiento tiene la particularidad de que puede hacerse valer durante todo el juicio, desde su inicio, es decir “desde que la demanda se encuentra validamente notificada, momento desde el cual se producen todos los efectos de su interposición” Note36. , y hasta que se haya dictado sentencia ejecutoriada en la causa, según lo señala el artículo 153 del Código de Procedimiento Civil. La forma de hacer valer o alegarse este incidente en el juicio, será por la vía de la acción o de la excepción. La primera de ellas tendrá lugar cuando el demandado, constatando los requisitos que hagan procedente el abandono del procedimiento se presente en juicio así solicitándolo. En tanto la segunda de ellas tiene lugar, si el demandante después de haber cesado en su prosecución durante el plazo que establece la ley, pretende continuar el juicio, compareciendo el demandado alegando este incidente como primera gestión. De acuerdo al artículo 155 del Código de Procedimiento Civil “Si, renovado el procedimiento, hace el demandado cualquier gestión que no tenga por objeto alegar su abandono, se considerará renunciado este derecho”. Precluye su derecho, renovándose el procedimiento. 5. EFECTOS PROCESALES Y CIVILES DEL ABANDONO DEL PROCEDIMIENTO Las consecuencias jurídicas que producen su declaración en el procedimiento y en los actos procesales que lo integran, pueden ser distinguidos sea en el aspecto procesal o en el civil. De esta manera lo ha entendido la jurisprudencia al señalar “Que el abandono del procedimiento produce efectos formales, procesales y de fondo de carácter civil. Desde luego, las consecuencias procesales causados por la sentencia firme que declara abandonado el procedimiento es el inmediato de hacer perder a las partes el derecho a continuar el procedimiento, el cual desaparece totalmente con el efecto mediato de no poder hacerlo valer en un nuevo juicio. Los efectos de carácter civil que esta situación procesal produce son: que no se extinguen las acciones que el actor dedujo en el juicio cuyo procedimiento se declaró abandonado, ni tampoco las excepciones opuestas por el demandado; el que subsisten los actos y contratos de que resulten derechos definitivamente constituidos, y que no se interrumpe la prescripción por la notificación de la demanda practicada en un procedimiento declarado abandonado, siendo este efecto consecuencia lógica de haber desaparecido todo el procedimiento y extinguido por tanto el juicio” Note37.